Recuperar el balón parado, una obligación para el Atlético

Santiago T. Peredo

No se puede decir que no lo intentó el Atlético de Madrid ante el Lokomotiv. Pese a jugar sin delantero centro por las ausencias de Luis Suárez y Diego Costa, el conjunto de Diego Pablo Simeone buscó el gol hasta en 20 ocasiones. De esas dos decenas de tiros, seis fueron a portería, pero Ghillerme evitó el tanto colchonero.

Podría ser un dato más de un partido, pero lo cierto es que ningún equipo, en lo que va de Champions League 2020-21, había buscado más la portería contraria sin el premio del gol. Así mismo, también es el encuentro con más disparos del Atlético esta temporada, por delante de los 19 ante el RB Salzburgo y los 17 al Granada y al Cádiz.

Quizás el hecho de no contar con una referencia clara en punta, privó al equipo del argentino de deshacer la igualada. De los 12 partidos que se han disputado en este arranque de campaña, tres de ellos los disputó sin delantero puro, y dos acabaron en victoria. Frente a Osasuna (1-3) y frente al FC Barcelona (1-0)... quitándole, así, hierro a la falta de gol ante el Lokomotiv, pero antaño, Simeone, tenía un as en la manga para partidos que se atascaban…

Recuperar el balón parado

Si por algo pasará a los libros de historia el ‘Atleti del Cholo‘, dejando a un lado -y no menos importantes- la recolocación en el panorama futbolístico mundial, los títulos y el rigor defensivo que antes brillaba por su ausencia; es por la estrategia a balón parado.

Durante sus nueve años al frente del conjunto madrileño, se ha exprimido cada falta o córner hasta más no poder. Llegándose a celebrar en el difunto Vicente Calderón como si fuera un penalti. Los dos momentos cúlmenes de este tipo de jugadas, coinciden con los dos grandes títulos de esta ‘Era’. LaLiga con el cabezazo de Godín y la Copa del Rey con el testarazo -en segunda jugada tras un córner- de Miranda.

En esta temporada, que parece que todo le sale bien a los rojiblancos, tienen esta asignatura pendiente. Sólo dos goles han llegado a balón parado, si se pueden llamar así, ya que llegaron en ese tipo de jugada pero sin estrategia ninguna.

Joao Félix fue el encargado de transformar ambos. El primero, ante el Cádiz, en una falta lateral, que tras una salida en falso del portero rival y un centro de Llorente enviaba al fondo de la red; y el segundo, frente al RB Salzburgo, de un saque de esquina pasado, que Lemar transformó en asistencia para O Menino. Esas son las dos únicas jugadas de ‘estrategia’ de un Atlético al que le vendría de perlas volver a las viejas costumbres, para desatascar partidos como los del Lokomotiv.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s