El Atlético jugó como nunca, pero pasó lo de siempre…

Santiago T. Peredo | @STocaPeredo

Ríos de tinta se han escrito estas últimas semanas sobre si el Atlético se estaba dejando media Liga en duelos poco complicados justo antes de medirse al Real Madrid. El derbi se antojaba clave para el devenir de la competición… Y este no decepcionó (1-1), abriendo aún más el abanico de posibilidades del torneo, para desgracia de los colchoneros.

Como es costumbre, sea quien sea el rival, Simeone estudia y trabaja durante toda la semana la manera más eficaz de hacer daño tácticamente… Y lo cierto es que el argentino ha pasado siete días evidentemente preocupado en los entrenamientos por el plan a seguir ante los merengues… Un plan que le salió, en la tarde de hoy, a la perfección hasta los instantes finales, en los que decidió defender como norma general en vez de buscar la sentencia.

@laliga

Con Joao Félix en el banquillo y apostando por Lemar saltaron los rojiblancos al césped del Metropolitano… Y con una propuesta valiente y clara, la de imprimir un ritmo vertiginoso en transiciones, adelantar al máximo la presión y buscar la profundidad por bandas, todo acompasado con el rigor y el orden defensivo.

Pese a que en los compases iniciales dispusieron de más posesión de lo esperado, asimilándose el juego más a ese Atlético que consiguió la portentosa ventaja que ahora derrocha y que maravilló al Viejo Continente, el 1-0 llegó de una jugada centelleante.

Llorente galopó, como ya viene siendo costumbre, por su banda derecha, para filtrar desde la frontal un pase perfecto a un Luis Suárez, que con un toque sutil con el exterior, batió a Courtois.

La diana del Charrúa ponía fin a cinco partidos sin anotar, y dejó descolocado a un Real Madrid, que pese a tener el esférico de su lado era totalmente estéril, y a los de Simeone con la clara intención de jugar a la contra.

@laliga

Poco trabajo tuvo Oblak en la primera mitad, cuyo mayor compromiso fue esperar a que Hernández Hernández revisara un posible penalti por mano de Felipe, que el trencilla no llegó a consumar.

Los que si sufrieron, y de lo lindo, fueron Mendy y Lucas Vázquez, que aguantaron como pudieron las constantes e incisivas acometidas de Carrasco y Llorente.

Pese a que la segunda parte comenzó exactamente igual que la primera, con el Atlético más en área contraria que en la propia, poco a poco fue bajando físicamente, ya que la presión tras perdida de los colchoneros los desgasta en demasía, haciendo que les falte oxígeno en los tramos finales… Y eso hizo creer a un Real Madrid que fue empujando a los de Simeone hacia las inmediaciones de Oblak.

@laliga

Es cierto que los colchoneros pudieron ampliar la ventaja en varias ocasiones, pero ni Carrasco, ni Lemar, ni Correa, ni Luis Suárez consiguieron sentenciar un encuentro que terminaron empatando los de Zinedine Zidane, más por demérito táctico del Cholo en los minutos finales, que por acierto de los de Chamartín.

Y ya saben, cuando perdonas, pagas. Benzema, en el 87′, rubricó un empate que deja tocado a un equipo que lo hizo todo bien, menos ser valiente hasta el final, y que pasa de poder dar un golpe de autoridad a LaLiga a complicarse, y bastante, la vida. Lo de siempre…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s