Koke y Luis Suárez no se callan ante la injusticia

Santiago T. Peredo | @STocaPeredo

Al Atlético no le salió nada bien el planteamiento ante el Sevilla. Los rojiblancos no lograron ser peligrosos ante un rival que, frente a la pasividad colchonera, fue creciendo.

Pese a ello, de no ser por el gol de Acuña, los hispalenses ser veían incapaces de romper la línea defensiva de los de Simeone, por mucho que se aproximaran.

Y precisamente de la jugada del tanto sevillista, viene toda la polémica del postencuentro. En la jugada, al inicio, hay una mano no señalada de Ocampos, que ni Gil Manzano, ni el VAR consideraron, desatando así toda la ira de dos de los pilares del conjunto madrileño.

El primero en pronunciarse fue Koke. El capitán dio la cara ante los micrófonos de Movistar+, en los que hizo una queja directa al mal trato recibido por parte del estamento arbitral en el Sánchez Pizjuán.

Seguro que habrá una semana larga para que opinéis todos. Es una mano clara en el gol y otra cuando Llorente se iba solo y era la segunda amarilla. Lo he visto en el campo y luego lo he querido corroborar. Tenemos el VAR, que tiene que ayudar al árbitro. Hoy no ha sido el día. Otros días nos ha favorecido, pero hoy no ha estado de nuestra parte”, sentenció serio el vallecano, que también sacó a la luz el descontento del vestuario por una posible segunda amarilla a Diego Carlos.

Pero no sólo es Koke el que está dolido. La plantilla al completo cree ciegamente que están siendo tratados con un doble rasero que les perjudica. De ahí, que Luis Suárez, otro de los pesos pesados, se haya pronunciado en redes sociales.

No hay excusas, cuando se pierde hay siempre que intentar mirar para mejorar. Nadie dijo que iba a ser fácil. Para llegar al éxito siempre hay que luchar contra todo y CONTRA TODOS porque nadie te regala nada. A seguir trabajando y mirando hacia adelante #siemprepositivo“, eso colgó en su cuenta de Instagram el uruguayo, apoyando las palabras de su capitán.

Sancionados

Al duelo ante el Sevilla, el Atlético ya llegó con la baja por ciclo de amarillas de Carrasco, pero es que tras cruzarse Gil Manzano en el camino, todo ha empeorado.

Ni Llorente, ni Kondogbia, ni Luis Suárez podrán estar frente al Betis la semana próxima, una situación que también indigna a los rojiblancos, ya que las tarjetas del uruguayo y el español fueron por protestas livianas, una tónica que se viene repitiendo a lo largo de la campaña, y de la cual ya están hartos en la entidad madrileña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s