Un tridente de circunstancias… ¡Y mucho gol!

Santiago T. Peredo | @STocaPeredo

El Atlético tenía un problema con el gol en las últimas jornadas. Las bajas de Luis Suárez y Joao Félix, sumadas a la poca precisión del resto, estaban mermando la capacidad ofensiva de un equipo que se veía incapaz de generar peligro a sus rivales, hecho que trajo como consecuencia la pérdida de muchos de los puntos de ventaja respecto a sus perseguidores en LaLiga.

Y todo parecía seguir igual en el duelo ante el Eibar. Hasta el 34′ los rojiblancos no dispararon a puerta, ni generaron casi peligro a Dmitrovic. No podían seguir así, y consciente de ello Simeone hizo una variante táctica que cambió el sino del encuentro.

@atleti

El Cholo había iniciado el duelo con su clásico 4-4-2, con Carrasco por banda izquierda, Saúl por la derecha y Correa y Llorente en punta, pero ante la falta de profundidad, el argentino mutó su formación en un 4-3-3, con Herrera, Koke y Ñíguez en el centro del campo y los tres atacantes a su libre albedrío.

Pues bien, la idea funcionó a la perfección. Las continuas permutas entre Yannick, Ángel y Marcos volvieron loca a la defensa de Mendilibar y lograron una importante goleada, que corrió única y exclusivamente a cuenta de ellos tres.

@laliga

Correa abrió la lata a balón parado, se quitó la losa de los errores y confirmó que sí se puede confiar en él en los momentos importantes. Con sus clásicos movimientos entre líneas logró una asistencia y otro gol de bandera, previo control-regate y disparo a la media vuelta.

Tampoco se quedó atrás Carrasco, quien fue uno de los más activos del encuentro. El belga, que venía de ver puerta ante el Betis, calcó el gol que le hizo al FC Barcelona y sumó el 3-0, que prácticamente sentenciaba el duelo. Así las cosas, fue aún más decisivo, ya que asistió a Correa en el segundo y lo volvió a hacer en el 5-0 de Bam-Bam.

Por último y no menos importante, la actuación de Llorente. El 14 jugó como referencia en ataque, y no decepcionó. De sus botas salieron el cuarto y el quinto, uno de auténtico llegador y otro de nueve puro, tras controlar y desenfundar en el área pequeña.

Se convertía así en el segundo centrocampista más goleador del Atlético en una temporada, sólopor detrásde Caminero, que logró 14 en el año del Doblete. El madrileño suma 12 dianas y nueve asistencias, y a falta de siete duelos, tiene a tiro de piedra el récord de la leyenda.

Esta gran actuación de el nuevo tridente rojiblanco permitió a Simeone respirar un poco más tranquilo, ya que tras el pinchazo del Real Madrid en Getafe, se encuentra a tres puntos de los blancos, pero sobre todo llenó de esperanzas a una afición que vuelve a tener a algo a lo que agarrarse para confiar en el título liguero, un trofeo que pasa por el buen estado de los tres mencionados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s