“Una eliminación a tiempo es una victoria”

La opinión de Santiago T. Peredo | @STocaPeredo

No se puede decir que no lo intentara el Atlético, pero no le salió nada al derechas en la eliminatoria de octavos de final ante el Chelsea…

Desde el cambio de sede que les obligó a jugar como local en Bucarest, a la injusticia e imparcialidad de tener que disputar la vuelta en Stamford Bridge, pasando por los delirios de formaciones y tácticas, cuanto menos sorprendentes, de Simeone… Sin embargo, todo eso es ya agua pasada.

Y es que más les vale a los madrileños olvidar esta decepcionante Champions cuanto antes. Es cierto, y hay que recordarlo, que la vida, el fútbol o lo que quiera que haya ahí arriba le debe una a la entidad del oso y el madroño, pero no era esta, y todos lo sabíamos.

Comenzó con mal pie desde el sorteo, donde quedó encuadrado con el flamante campeón; en el debut, fueron vapuleados; sufrieron para pasar de fase de grupos y confirmaron las malas sensaciones ante los Blues de Tuchel… Todo mal. Incluso Luis Suárez, pieza angular de la ofensiva rojiblanca, se marcha de la competición sin ver puerta en una edición en la que tanto la faceta goleador, como la defensiva, han brillado por su ausencia…. Pero quizás esta eliminación a tiempo, sea una victoria más adelante.

A riesgo de ser tachado como conformista, oportunista y demás calificativos que no vienen a cuento con mi exposición, la Copa de Europa se le ha quedado grande a este Atlético, y ahora ‘toca resetear’, como bien decía el Cholo tras la derrota, donde entre otras cosas, también entonó el mea culpa y rescató alguna cosa que otra que puede ser positiva para el inminente futuro.

La realidad, es que analizando el contexto, pasar de ronda, excluyendo la emoción del torneo y las esperanzas, que siempre las hay; iba a suponer un desgaste titánico, tanto mental como físico, a una plantilla que se la ve extasiada ya a estas alturas de curso.

Así mismo, la carga emocional, y el peso histórico, con la que iban a tener que jugar los partidos siguientes podría haberle salido caro a un Atlético que tiene objetivos igualmente ambiciosos al alcance de la mano.

¡Qué nadie lo olvide! Once finales les restan a los rojiblancos para alzar LaLiga, once batallas para defender con más corazón que cabeza el liderato, un escenario que ni los más optimistas habrían imaginado tras el último partido de la pasada campaña… Aquella eliminación en Lisboa ante el Leipzig, en una noche tan aciaga y decepcionante como la de ayer en Londres, y de la que, como siempre, y resalto siempre, se levantaron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s