Hambre de Campeón

Santiago T. Peredo | @STocaPeredo

Ambición, coraje, intensidad, actitud… En definitiva, hambre de campeón. Eso es lo que demostró el Atlético de Madrid ante la Real Sociedad en la primera de las tres finales que los separan del título de Liga… Pero, como casi siempre, acabaron sufriendo para lograr el triunfo.

Los hombres de Diego Pablo Simeone saltaron decididos al césped de un Metropolitano en el que hoy si se escuchaba el aliento de la afición. Cientos de rojiblancos animaron a sus jugadores desde los aledaños del estadio… Y estos no decepcionaron.

Desde el primer instante se vio al Atlético con la intención de ir a por el partido. Presión intensa y adelantada, apoyos constantes, velocidad y, por su puesto, sin negociar ni un ápice el esfuerzo.

@atleti

El tribote formado por Saúl, Koke y Llorente asfixió a una Real que fue incapaz de desplegar su juego y la agresiva insistencia de Correa, Carrasco y Luis Suárez por robar en la salida de balón del equipo donostiarra hicieron el resto.

Quizás los 15′ iniciales del duelo fueron de los mejores de toda la temporada rojiblanca… Y como no podía ser de otra forma, tuvieron su recompensa.

Tras un par de ocasiones erradas, Carrasco recibió un balón de Llorente colgado desde la frontal, y con más coraje y corazón que nunca colocó, cayéndose, el esférico entre las piernas de Remiro.

@laliga

Lograba lo más difícil el Atlético, adelantarse, pero ahí no quedó la cosa, ya que continuaron yendo a por el partido, sin dudarlo ni un mínimo instante. A los diez minutos del tanto de Yannick, Correa combinó con Suárez para firmar, el argentino, el 2-0.

Sencillamente espectacular fue la primera parte colchonera, a la que la Real meramente acudió como espectador, y de no ser por Isak, Oblak, también lo habría hecho.

Llegó así el descanso, con la sensación de que los del Cholo han recuperado el hambre después de ver como Barcelona y Real Madrid insisten, jornada tras jornada, en no querer ser campeones.

A la vuelta de los vestuarios, los donostiarras fueron crecieron tímidamente. Correa, Luis Suárez y Carrasco no sentenciaron el partido pese a gozar de sendas ocasiones para ello… Y el Atlético, como de costumbre, terminó sufriendo al más puro estilo colchonero.

Zubeldia, en el 83′, tras una serie de rebotes a la salida de un córner, recortó distancias en el área pequeña, pero con más oficio y agallas que fútbol, los de Simeone lograron una victoria vital y que bien puede valer una Liga este mismo domingo si el eterno rival no hace los deberes ante el Granada o el Villarreal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s