Érase una maldición, un gol 500 y una deuda pendiente… En busca de una remontada

Santiago T. Peredo | @STocaPeredo

Los delanteros viven de rachas, eso lo sabe bien Luis Suárez, uno de los mayores goleadores del S.XXI y el jugador franquicia al que se encomienda el Atlético de Madrid para darle la vuelta al 0-1 cosechado en Bucarest ante el Chelsea.

Lo cierto, es que si deben, los rojiblancos, confiar en alguien para un partido de esta envergadura, ese es el Pistolero, que acumula la friolera de 499 tantos en 790 encuentros disputados a lo largo de su carrera.

@marca

El charrúa los ha metido de todos los colores y con todas las camisetas que ha vestido. Nacional (12), Groningen (15), Ajax (111), Liverpool (82), FC Barcelona (198), Selección Uruguaya (63) y ahora Atlético (18), saben muy bien lo que es contar con el 9 entre sus filas, y la extraordinaria capacidad de anotación que corre por sus venas.

Pero lo cierto es que una inexplicable maldición se cierne sobre el atacante rojiblanco, y que se remonta a tiempos en los que aún residía en la Ciudad Condal. Desde el 16 de septiembre de 2015, ante la Roma en el Olímpico, Luis no sabe lo que es celebrar una diana lejos de su feudo en UEFA Champions League.

Más de un lustro después, Suárez ha visitado los campos de Bate Borisov, Arsenal, Borussia M’gladbach, Manchester City, Celtic, PSG, Juventus (x2), Sporting de Portugal, Olympiakos, Chelsea, Roma, Tottenham, Lyon, Manchester United, Liverpool, Borussia Dortmund, Slavia Praga, Inter de Milán (x2), Bayern, Lokomotiv de Moscú, Salzburgo y el Vicente Calderón, sin encontrar la fortuna del gol… Convirtiéndose, esta secuencia de 24 partidos y 70 remates, en la peor racha de un jugador en Liga de Campeones.

@atletico_stats

Así mismo, tampoco sabe lo que es celebrar como indio una diana en la máxima competición continental. En los cinco partidos (402 minutos) que ha disputado bajo las órdenes de Diego Pablo Simeone, ha sido incapaz de ver portería, hecho que complicó la clasificación rojiblanca a octavos de final.

Una deuda pendiente que saldar en Stamford Bridge

No obstante, desde la entidad madrileña se confía ciegamente en las capacidades de un Pistolero que ya sabe lo que es ser verdugo del Chelsea, a quienes ha anotado dos goles (uno de ellos en Stamford Bridge), repartido cuatro asistencias a lo largo de su carrera, y contra los que tiene una deuda pendiente desde hace muchos años.

@liverpoolfc

El equipo Blue, entonces dirigido por José Mourinho, privó al Liverpool, club donde militaba el charrúa, de ser campeón de la Premier League en la campaña 2013-14

Una espina que Luis no olvida, y que espera sacar mañana al mismo tiempo que abandere la ansiada remontada atlética, consumando su primer gol rojiblanco en Champions, su primera diana desde 2015 fuera de casa y su tanto 500.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s