Crónica: Este Atlético tiene un fondo de garantías

Atlético de Madrid | Redacción Atletimanía

El partido comenzó eléctrico entre dos equipos que fueron en busca del gol, algo que agradeció el espectador. El primero en avisar fue Carrasco al minuto de juego, con un disparo desde la frontal que blocó Marchesín. La respuesta, instantes después con un mano a mano de Strand Larsen con Grbic que sacó con nota el guardameta colchonero. En el 4′, cabezazo de Hugo Mallo en un saque de esquina que atajó en dos tiempos Grbic.

Y con un inicio tan trepidante llegó el gol muy pronto. Transcurría el 9′ cuando Lemar inició una gran jugada con un cambio de sentido del esférico hacia Nahuel Molina en la derecha, toque de primeras del argentino para su compatriota De Paul, quien filtró un pase de oro a Correa para que el ‘10’ hiciera el 1-0. Una gran jugada con el mejor final posible. Los celestes, no obstante, tuvieron poco después, en el 11′, una gran ocasión con un disparo de Iago Aspas que se estrelló en el poste izquierdo de la meta rojiblanca.

Tras ese primer cuarto de hora de locura el partido transitó por la tremenda lucha y la igualdad entre los dos equipos, sin que hubiera ocasiones claras de peligro en las dos áreas. Con ese gol de Correa se llegaría al descanso.

La segunda mitad empezó con mucho ritmo por parte de los de Simeone, con dominio del balón y jugadas de peligro, como la que dio pie al segundo gol. Un centro de Carrasco desde la izquierda para Koke, que había salido tras el descanso, hizo que el capitán dejara a De Paul y el lanzamiento del argentino entró tras tocar en Núñez. El equipo del Cholo, a diferencia de otras ocasiones, fue a por más y llegaría el 3-0 en una jugada coral.

Koke inició la jugada con pase a Kondogbia, éste hace la pared con João Félix para lanzar en profundidad a Carrasco. El belga caracoleó en el área para lanzar un zurdazo que se coló como un obús en la meta celeste.

El Celta no quiso perder la cara al partido y Gabri Veiga, tras pase de Iago Aspas, hizo el gol del honor para los gallegos… Pero de nuevo hubo respuesta rojiblanca y tras un control espectacular del capitán llegaría un pase en profundidad a Cunha, quien hizo una galopada tremenda, con un quiebro rodeando a un rival y finalizando con un disparo que tocó en Núñez para hacer el 4-1 que, a la postre, sería definitivo.

Ahora, con la mochila cargada de moral tras la goleada al Celta y la victoria ante el Oporto, el Atlético afronta una semana vital antes del parón, en la que se medirá al Bayer Leverckusen y Real Madrid.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s