La defensa del Atlético: un muro sólido, pero pendiente de apuntalar

La defensa del Atlético: un muro sólido, pero pendiente de apuntalar

Santiago T. Peredo

La defensa del Atlético de Madrid, ¿qué decir de ella?… Una fortaleza inexpugnable para la mayoría de equipos desde que un tal Diego Pablo Simeone fuera nombrado capataz , allá por diciembre de 2011. La que es y ha sido la base de muchos de los éxitos rojiblancos en esta última década, ahora vive tiempos de cambio y adaptación.

Hace más de un año ya que abandonaron la entidad cuatro jugadores fundamentales en la guardia pretoriana del Cholo. Lucas, Juanfran, Filipe Luis y Diego Godín. Ausencias que se suplieron con las llegadas de Hermoso, Trippier, Lodi y Felipe. Contra todo pronóstico, esta sensible renovación de la línea defensiva dio la talla.

En su primera temporada (2019-20) como más leales súbditos del argentino, uniéndose a Giménez Savicmejoraron los números de goles recibidos en LaLiga de sus predecesores en la última campaña que residieron en el Metropolitano. Los herederos encajaron 27 goles por los 29 de la vieja guardia. Todo bien.

Parecía que estaba en orden la línea, pero este inicio de Liga, pese a no conocer la derrota, ha dejado de ser tan sólida como lo era antaño. El muro sigue sosteniendo la estructura, ya que tan sólo se ha recibido un gol en cinco partidos, pero le han salido algunas grietas

Lo cierto es que el Atlético, en estos cinco encuentros de campeonato nacional liguero, da la sensación de ser un equipo más frágil de lo que acostumbraba, y los rivales se han dado cuenta de ello. A estas alturas del torneo, el año pasado, la zaga había concedido 14 tiros a puerta, mientras que en la actual han probado a Oblak hasta 19 veces. Paradójicamente, el buen estado del esloveno es clave para que se hayan concedido tres goles menos (1).

En lo que respecta a remates totales, los datos empeoran de manera considerable. 53 ocasiones concedidas a los rivales, por 42 del pasado curso. En aquel mencionado, sólo en uno de los partidos iniciales, ante la Real Sociedad (2-0), se concedieron más de diez ocasiones (14), mientras que en esta presente campaña ya son tres. En el choque inicial ante el Granada (11) y en los dos últimos duelos, ante el Celta (15) y Betis (12), se han sobrepasado la decena de ocasiones.

Baja de Thomas

Probablemente la salida de Thomas a última hora del cierre del mercado, haya sido clave en esta vulnerabilidad. El ghanés era fundamental como apoyo a la defensa, tanto en labores defensivas como en salida del balón. Una ayuda que ahora el Cholo busca en Torreira y Héctor Herrera, sin, de momento, llegar a subsanar la ausencia del canterano.

El uruguayo ha jugado los dos partidos de Liga desde su llegada, casualmente los dos encuentros que más ocasiones se han concedido (Celta y Betis), mientras que el mexicano ha sido de la partida titular en los dos de Champions, dejando luces y sombras. Ninguno ha llegado al nivel del exrojiblanco y eso se repercute en los datos defensivos

Ausencia de Giménez

El uruguayo no ha disputado ningún minuto en lo que va de campaña debido a su positivo en coronavirus. José María ha crecido como futbolista, desde su llegada en 2013, viendo a los centinelas de Simeone, y posteriormente, siendo parte activa de la guardia.

El charrúa encarna a la perfección los valores de compromiso, concentración, esfuerzo y garra que El Cholo quiere transmitir a sus ‘nuevos alumnos’. Su papel en el entramado defensivo, es tan importante, como la energía que contagia. Su vuelta es un factor clave para reducir el número de ocasiones recibidas por contienda. Ya que en la pasada campaña disputó los cinco partidos iniciales, y los números colectivos son claramente mejores.

La Champions, otro nivel

La exigencia de la máxima competición continental ha dejado al descubierto esta ausencia de intensidad en las inmediaciones del área colchonera. La Champions League no hace prisioneros. El Atlético recibió cuatro goles ante el Bayern y dos frente al Salzburgo. Cuatro más de los encajados la pasada campaña ante Juventus y Lokomotiv.

En cuanto a remates a puerta, tan sólo uno más (9) de los ocho concedidos en la 2019-20, mejora que se ve empañada con el incremento de tiros totales recibidos, que pasa de 22 a 29. Es destacable que se notó una cierta mejora en labores defensivas ante los austriacos.

No cabe duda de que Simeone está al tanto y que, probablemente, como viene siendo constante durante su estancia en el banquillo rojiblanco, resolverá la mencionada vulnerabilidad defensiva y apuntalará su muro más pronto que tarde, ya que es una de las bases de su éxito y los cimientos del ‘Cholismo’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s