El Atlético se mantiene líder… Pero en el alambre

Santiago T. Peredo | @STocaPeredo

No estaba de Dios que el Atlético ganara en el Benito Villamarín. Los rojiblancos llegaban con las bajas capitales de Suárez, Llorente y Lemar; segundos tras la victoria del Real Madrid en el clásico y con muchas dudas… Pese a ello, regresaron al Metropolitano líderes, pero no como esperaban.

Comenzaron activos, con ganas de comerse el mundo, los hombres de Simeone. Triangulando, presionando, fuerza, determinación y mareando a un Betis que no se sentía cómodo sin la posesión.

Tan extraordinario fue este inicio colchonero, que el primer gol no tardó en llegar. Entre Joao Félix, Correa y Carrasco, en el 5′, hilvanaron una jugada de magia y fantasía, que el belga definió con la tranquilidad de un top mundial.

@laliga

Pintaba bien el duelo para los madrileños. O Menino se echó el equipo y la creación a la espalda, y el Atlético fluyó, pero a diferencia de lo visto en la primera vuelta… en lugar de ir a por el segundo tanto, volvieron a las andadas de antaño, y se fueron replegando hacia la portería de un Jan Oblak, que poco pudo hacer cuando Tello, en el 19′, libre de marca puso las tablas en la primera ocasión local.

A pesar del gol verdiblanco, los de Simeone, instigados por el 7, dispusieron de varias ocasiones en la primera mitad, pero ni Saúl, ni Correa pudieron deshacer las tablas… Y para colmo de la mala suerte, Joao recibió un golpe al filo del descanso en un tobillo que ya venía maltrecho y que no soportó más que dos minutos de la segunda parte.

Tras el receso, y ya sin el único, exceptuando la mejor versión de Carrasco, jugador que aportaba algo a una desnutrida delantera, el Atlético generó muy poco peligro a un Betis que creció a la contra y dominando la posesión a medida que avanzaba el duelo.

@atleti

En un desesperado intento de Simeone, el argentino cambió el sistema. Dio salida a Vitolo, Torreira y Lodi, e instauró el 4-4-2, pero ni con esas llegaron las ansiadas ocasiones…

Peligro que sí llegaba a la meta rojiblanca, pero un excelso Oblak, como de costumbre, evitó la debacle. Aún así, Correa pudo dar la victoria a los rojiblancos, pero volvió a errar una ocasión clara en el 90′, al igual que en jornadas anteriores.

Con todo ello, el conjunto de la osa y el madroño regresa a la capital líder… Pero con la mínima ventaja permitida y con sus temibles perseguidores pisándole los talones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s