La Superliga del Atlético es esta

Santiago T. Peredo | @STocaPeredo

No fue una semana fácil para el Atlético. El amago de la creación de la controvertida Superliga empañó la goleada rojiblanca ante el Eibar… Pero las buenas sensaciones recuperadas por los de Simeone ante los armeros no podían caer en saco roto, así que volvieron a repetir una gran actuación ante un Huesca que se plantó en el Metropolitano con ocho suplentes en el once titular.

Pero si algo funciona en esta vida, dice el dicho que es mejor no tocarlo, y eso hizo Simeone. El argentino calcó la alineación del pasado domingo y demostró que sí es un hombre que aprende de los errores, ya que formó con el 4-3-3 que sirvió para destrozar a los de Mendilibar.

Movistar +

Pese a que el Atlético dominó de principio a fin, el primer susto se lo llevaron los madrileños. En el 2′ Siovas remató en el área pequeña, pero como de costumbre Oblak desbarató las esperanzas aragonesas… Y desde ahí, el Atlético fue un huracán de ocasiones.

Con Herrera como amo y señor de la creación rojiblanca, los de la osa y el madroño hicieron lo que quisieron con el Huesca. Si bien el mexicano ofrece un fútbol rudimentario, basado en las aperturas a banda y las transiciones rápidas, sus compañeros, sobre todo Lodi y Trippier, supieron leerle a la perfección.

Los colchoneros agitaban sus alas, y de ahí llegaron las mejores ocasiones. Giménez, Saúl y Carrasco probaron los reflejos de un Álvaro Fernández que cuajó una gran actuación.

@atleti

Pese a no materializar sus ocasiones, los de Simeone, como buenos pupilos del argentino, no negociaron el esfuerzo. La presión asfixiaba a un Huesca que se veía incapaz de cuestionarle el balón al Atlético.

Y cuando parecía que el duelo se iba con las tablas al descanso, apareció el Ángel rojiblanco. Koke desplazó en largo para la carrera de Trippier, que retrasó para Llorente, quien divisó a Correa en la frontal… Y el 10 volvió a dejar patente su extraño don, el de hacer lo fácil, difícil y viceversa.

Tras una serie de recortes y filigranas en la media luna, conectó un disparo, que con la ayuda de un zaguero, se coló en la portería oscense. Volvía a ver puerta el rosarino, volvía a ser decisivo y volvía a dar la razón a un Simeone que nunca dudó de su calidad.

@laliga

Tras el descanso, el Atlético se relajó, pero no cesó en su control del partido. Si bien es cierto que los colchoneros seleccionaron más sus ataques, el Huesca comenzó crear peligro en las inmediaciones de Jan Oblak.

Y cuando parecía que los madrileños volverían a vivir otro final de infarto por no saber matar el encuentro, llegó la sentencia.

@atleti

El incombustible Llorente presionó la salida del balón de los azulgranas y encontró oro. Ya sólo y con el balón en el área, demostró una vez más que le ha calado el mensaje del Cholo de que el equipo está por encima de lo personal. Bam-bam sirvió el gol en bandeja a un Carrasco que no perdonó por tercera jornada consecutiva.

Logró así el Atlético una importantísima victoria y demostró una vez más que bajo presión compiten igual o mejor que con todo a favor, dato muy a tener en cuenta en las seis finales que separan a los colchoneros de la tan ansiada Liga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s