El Atlético sale a comerse el mundo y le acaba salvando la suerte

Santiago T. Peredo | @STocaPeredo

Nada o poco tuvo que ver el Atlético de Madrid que saltó al Martínez Valero con el que lo hizo en San Mamés. Ni la alineación, en la que Simeone introdujo a Kondogbia, cuyo portentoso estado físico sirvió para sostener a la horda de atacantes formada por Correa, Llorente, Lemar, Carrasco y Suárez; ni la actitud fueron similares.

Los colchoneros salieron a comerse el mundo y lo consiguieron, pero no sin sufrimiento. Parece que el Cholo ha conseguido resetear a sus hombres tras la derrota en Bilbao y los ha mentalizado de que esta Liga sólo se va a materializar a base de sacrificio colectivo.

@atleti

Los madrileños encerraron al Elche en su área desde el primer minuto gracias a una gran presión adelantada, propusieron un juego directo y a penas concedieron ocasiones a los locales.

Este caldo de cultivo propició que la primera mitad fuera un monólogo rojiblanco. La defensa ilicitana, pese a estar muy compacta, no podía evitar las constantes llegadas de un Atlético que vio en el 16′ como el VAR anulaba a Luis Suárez el 0-1 por fuera de juego.

Pero pese al varapalo, los madrileños no desistieron, y tan sólo siete minutos después, Llorente abrió la lata. Bam-Bam aprovechó un gran servicio de Carrasco al corazón del área y, con fortuna en el remate, rubricó la superioridad india.

Así las cosas, y con el luminoso a favor, no bajó los brazos el Atlético, que continuó dominando el encuentro. No obstante los de Simeone redujeron una marcha, para atacar con más cabeza que corazón.

Pudieron aumentar la ventaja en el 45′, pero de nuevo el VAR evitó que Luis Suárez efectuara un penalti que ya se disponía a patear.

Tras el paso por la caseta de vestuarios el Elche fue ganando metros a un Atlético que, pese a no sufrir mucho, cada vez frecuentaba menos el área local.

A consecuencia de esto, Simeone dio salida a Saúl, Felipe, Koke y Joao Félix en detrimento de Súarez, Giménez, Correa y Lemar, en una búsqueda clara de reforzar el centro del campo, aportar ayudas defensivas y matar un encuentro que no podía dejar escapar, pero que casi se desvanece.

@atleti

Pudo poner la puntilla Joao Félix en el 84′, pero no finalizó la jugada… Y desde entonces comenzó el sufrimiento rojiblanco. Los madrileños se encerraron en su área y dejaron la suerte, el liderato y LaLiga en manos de un Elche que desaprovechó un regalo de Llorente, que cometió un penalti absurdo.

Fidel erró la pena máxima estrellando el balón contra el palo derecho de la meta de Oblak... La fortuna se alió con un Atlético que fue de más a menos, pero que cumplió y venció por la mínima en la primera de sus cinco finales y que se presentará en el Camp Nou como líder absoluto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s