La solidez del ayer, el desafío del hoy

EFE

Tenemos que encontrar qué es lo que mejor nos hace como equipo“, manifestó el entrenador del Atlético de Madrid, el argentino Diego Pablo Simeone, tras remontar al Milan italiano (1-2) en San Siro, superado en el inicio sin la solidez que antes lo caracterizaba, pero rearmado como nunca en ataque, con hasta cuatro delanteros al final contra un equipo con uno menos.

Desbordado absolutamente en la primera mitad por un Milan más agresivo -lo que antes era una cualidad distintiva del Atlético- y mucho más vertical, que pudo anotar más goles que el 1-0 del portugués Rafael Leao, el conjunto madrileño remontó tras disputar más de una hora contra un rival con solo diez futbolistas, por la expulsión del marfileño Franck Kessié en el minuto 30.

No lo ocultó Simeone en su análisis. “En el primer tiempo, once contra once, el Milan fue mejor que nosotros, con más ritmo, más dinámico, se encontró el gol...”, admitió el argentino en declaraciones a ‘Movistar‘ tras el encuentro de Liga de Campeones.

Una superioridad de los de Stefano Pioli que se comprueba de forma clara en los números al descanso: tres disparos a puerta y un gol dentro de cinco oportunidades globales, por cinco intentos del equipo español, ninguno de ellos entre los tres palos.

El Atlético presentó en San Siro el esquema más similar a lo que hasta ahora era su once tipo, con tres centrales y dos carrileros, el retorno del capitán Jorge ‘Koke’ Resurrección al centro del campo y el argentino Ángel Correa, hasta ahora el más peligroso de los puntas rojiblancos en lo que llevamos de curso, como compañero del uruguayo Luis Suárez en el ataque. Sin embargo, no tuvo eso que va más allá de los nombres y que hasta ahora nunca le había faltado: la intensidad en los balones divididos y la solidez defensiva.

No es la primera vez que le ocurre este curso: el sábado en Mendizorroza encajó el tanto del Alavés (1-0) en los primeros minutos en una jugada a balón parado, territorio que hasta ahora dominaba en la parcela defensiva. Cuatro días antes, en Getafe, un error del portero Jan Oblak al blocar un balón fue el origen del tanto del conjunto azulón, remontado con dos de Suárez (1-2).

Sin embargo, la expulsión de Kessié, que obligó al Milan a resguardarse con el resultado, y el tremendo arsenal ofensivo que atesora esta temporada el Atlético provocaron una avalancha durante la segunda mitad que, sobre la bocina, permitió el empate.

Durante la segunda mitad, Simeone llegó a acumular sobre el césped a Suárez, Correa, el portugués Joao Félix que ingresó antes del descanso por el lateral inglés Kieran Trippier, lesionado, y los franceses Antoine Griezmann y Thomas Lemar, que entraron en la segunda mitad por Koke y Geoffrey Kondogbia, respectivamente.

Un once ultraofensivo que ante un rival con diez futbolistas exploró todas las opciones: juego por bandas y búsqueda de pasillos interiores. El empate llegó de la primera forma, gracias a un centro de Lemar para la incorporación por la izquierda del brasileño Renan Lodi, que sirvió de cabeza para el remate de Griezmann; y la victoria de la segunda, con un intento de ‘eslalon’ interior, de nuevo de Lemar, que provocó la mano del francés Pierre Kalulu dentro del área y el consiguiente penalti transformado por Suárez.

De nuevo, los números respaldaron las percepciones: el Atlético generó 17 oportunidades en la segunda mitad, de las cuales 5 fueron a puerta entre ellas dos goles, por dos intentos, ninguno a portería, de un Milan en desventaja numérica y atrincherado.

En total 22 disparos intentó el Atlético, casi el doble de la media de los equipos que participan en esta Liga de Campeones (11,9). Un indudable talento ofensivo, al que Simeone necesitará sumarle la solidez necesaria para no encajar tantos goles en los minutos iniciales, recuperando la intensidad de antaño.

Refuerzo para Griezmann

La remontada en San Siro no solo da al conjunto rojiblanco tres puntos valiosísimos en el grupo B, del que es segundo con cuatro unidades, dos por detrás del Liverpool inglés, que tiene seis con ocho goles en dos encuentros, y al que se va a medir en las dos próximas jornadas (el 19 de octubre en el Metropolitano y el 3 de noviembre en Anfield Road); sino que refuerza a su fichaje estrella del mercado de traspasos: el francés Antoine Griezmann.

Retornado en los últimos minutos del periodo de transferencias, mirado con amargura por una mayoría de la afición enojada por cómo fue su marcha, el francés había estado gris en sus cinco duelos anteriores, pese a haber sido titular en cuatro de ellos.

No estaba cómodo, no me encontraba y al final, por trabajo, por confianza de los compañeros, del entrenador que me sigue poniendo, sólo puedo mejorar“, explicó Griezmann a ‘Movistar’, que prometió llegar a su mejor nivel “lo más rápido posible”.

Los goles, tan importantes para los delanteros y para un Atlético que ha adolecido de ellos en este arranque de curso, son un impulso para destapar la versión más decisiva del delantero galo. Necesitamos más de él, y le vamos a exigir como sabe desde que llegó“, señaló Simeone.

Si el ‘8’ rojiblanco rinde como lo hizo en su primera etapa, a Simeone se le acumulan los retos: recuperar la solidez defensiva y encontrar la estructura atacante que equilibre su magnífico arsenal de delanteros. El sábado, ante el Barcelona en el Wanda Metropolitano, tendrá otra prueba de nivel para estos desafíos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s