La plaza Champions y otras cuatro pérdidas del Atlético en el Camp Nou

EFE

La derrota por 4-2 en el Camp Nou muestra un panorama duro para el Atlético de Madrid, que no solo perdió la cuarta plaza que da acceso a la próxima Liga de Campeones ante el conjunto azulgrana, sino que constata otras muchas pérdidas, desde la seguridad defensiva a la solidez que antes exhibía cuando marcaba un gol.

Señales no exclusivas de este partido pero expresivas más que nunca en la tarde del domingo de los problemas rojiblancos en una campaña liguera en la que ya han recibido más goles que en cualquier otra temporada completa, vividas en una tarde en la que se adelantó en el marcador pero apenas supo defender ese resultado, se le vio endeble defensivamente, sin certezas en su esquema de juego y alargó su racha de partidos sin ganar en el Camp Nou, que ya es de 16 años.

Sin plaza de Champions

El principal objetivo del Atlético de Madrid en el coliseo azulgrana no era otro que mantenerse por delante en la pelea por el cuarto puesto, que marca la última plaza para la próxima Liga de Campeones. Los de Diego Simeone llegaron a Barcelona con un punto de ventaja, y se marcharon desposeídos del puesto y a dos puntos del Barcelona.

Un balance preocupante, aunque con 16 partidos por disputarse el conjunto rojiblanco tiene tiempo para enmendar su trayectoria, ya que el Betis, tercero, está a cuatro puntos con un partido más. Más lejos parece el Sevilla, segundo a once puntos, mientras que el líder, el Real Madrid, parece prácticamente inalcanzable con sus 53 unidades, una ventaja de 17 unidades.

Sin seguridad defensiva

En 22 jornadas, el Atlético de Madrid ha encajado 30 goles, más que en cualquiera de las anteriores ocho campañas ligueras tomando como referencia el campeonato completo. El curso pasado fue campeón con solo 25 goles en contra durante las 38 jornadas del campeonato, otras campañas no llegó a permitir más de 20, como en la 2015-16 cuando únicamente recibió 18.

Son números desconocidos en la ‘era Simeone’. Con el entrenador argentino solo recibió más goles en la Liga 2012-13, cuando encajó 31 en el campeonato completo, una cifra que seguramente superará este curso; y en la 2011-12, en la que encajó 46 tantos, pero que el técnico porteño solo dirigió en su segunda mitad.

Sin solidez con resultados a favor

Una de las claves del Atlético de Madrid durante los últimos años era su capacidad para rentabilizar los goles marcados y la dificultad que tenían los rivales para remontarle un resultado una vez se había puesto por delante. Esto ya parece historia, y se volvió a mostrar en el Camp Nou, cuando al 0-1 de Carrasco le sucedió, en apenas dos minutos, el empate de Jordi Alba, y otros 10 minutos después, el 2-1 de Gavi.

«Esta temporada esperamos a perder para ponernos a jugar», expresó el defensor rojiblanco Stefan Savic tras el partido a ‘Movistar+’, poniendo voz a esta sensación, que está respaldada por los datos esta temporada.

Ya le había pasado en otras cinco ocasiones en esta campaña liguera, en las que comenzó ganando partidos que luego perdió o empató: ante el Granada en Los Cármenes (2-1), el Levante en el Ciutat de València (2-2), el Valencia en Mestalla (3-3), el Mallorca en el Wanda Metropolitano (1-2) y el Villarreal en La Cerámica (2-2).

Sin esquema

Otro rasgo de identidad claro del Atlético con Simeone había sido el esquema. Con un inamovible 4-4-2 durante las primeras ocho campañas del conjunto rojiblanco, el paso al 5-3-2 durante la temporada pasada le dio una variante que se demostró exitosa a la luz del título de LaLiga Santander conquistado.

No es así ahora, en la que el Atlético gravita entre uno y otro sistema, pero sin tener claro cuál se adapta mejor a sus jugadores y a los peligros del rival. En el Camp Nou comenzó con un 4-4-2 que mutó a 5-3-2 para auxiliar a Mario Hermoso con sus problemas frente a Adama Traoré en la banda izquierda, pero en la segunda parte volvió a los cuatro defensores, primero con la entrada de Daniel Wass y luego con la salida de Hermoso y el ingreso de Reinildo Mandava. Ya por entonces perdía 4-1.

Sin ganar en Camp Nou desde hace 16 años

Como consecuencia de todo lo anterior, el Atlético de Madrid alarga su racha sin ganar en el Camp Nou a 16 años. Desde el 5 de febrero de 2006, cuando se impuso por 1-3 con un doblete de Fernando Torres y un tanto de Maxi Rodríguez, con Pepe Murcia como entrenador, el conjunto rojiblanco no se proclama vencedor en el coliseo azulgrana.

Desde entonces, el Atlético ha sufrido a un ciclón llamado Lionel Messi, particularmente dañino contra el conjunto rojiblanco, al que hizo 13 goles en el Camp Nou y 24 entre todos los encuentros. Pero tampoco sin él ha sido capaz de imponerse en el coliseo azulgrana, donde lo máximo que ha podido celebrar ha sido empates, ocho entre todas las competiciones, como el 1-1 que le dio el título liguero del curso 2013-14.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s